05 abril 2006

Salvadores Habituales Salvadores Habituales

En 1995 Bryan Singer dirigió una de las mejores películas que he visto en mi vida: Sospechosos Habituales. Con un fantástico reparto encabezado por Chazz Palminteri (el doble indiscutible de Jose Antonio Luque), Benicio del Toro, Gabriel Byrne y Kevin Spacey, Synger narró una historia llena de tensión, suspicacias y misterio con el místico ‘Keyser Soze’ de fondo. Los protagonistas son 5 expertos en el arte del robo que siempre son sospechosos de delinquir. Contra todo pronóstico, dicho film se acabó llevando dos Oscars de la Academia: Mejor Actor Secundario (Kevin Spacey) y Mejor Guión Original.

Ayer, mientras estaba viendo los resúmenes de los partidos de la Champions League, lo tuve claro: se había reescrito la obra de Singer sobre un terreno de juego bajo el nombre de Salvadores Habituales. Ayer los protagonistas no fueron sospechosos, fueron, como es habitual en ellos, salvadores. Sus nombres: Rodolfo Martín Arruabarrena y Filippo Inzaghi.

El primero, Arruabarrena, ya “salvó” al Villarreal en los octavos de final frente al Glasgow Rangers anotando el gol del empate a 1 que metió al Submarino Amarillo entre los ocho mejores del continente. Ayer, el “vasco” volvió a aparecer en el punto de penalti para peinar al fondo de las mallas el gol más importante de la historia amarilla. Curiosamente, el tanto de anoche es el segundo que anota el lateral argentino en toda la temporada y en todas las competiciones con el Villarreal. Los dos han sido en la Champions League y, los dos, han sido salvadores.

El otro salvador habitual, Inzaghi, es ya un clásico en este arte. El ‘Pippo’ es hoy en día el máximo especialista europeo en anotar goles entre el minuto 85 y el 92. Supongo que por eso tiene esa forma tan pelicular de celebrar los goles como si el diablo le hubiera poseído aumentando su euforia a límites insospechados. Ayer, viendo el nivel de unos y otros, Ancelotti tenía claro que sólo un 'milagro' podía meter al Milan en las semifinales y apostó por Inzaghi desde el minuto 1. Y el ‘hombre milagro’ no defraudó. ‘Pippo’ anotó el primero tras un testarazo maravilloso pero la rápida respuesta de Diarra dejaba al conjunto de Berlusconi fuera de Europa. El 1 a 1 se mantenía mientras el Milan corría tras los ‘robots’ de Gérard Houllier. El segundo del Lyon se mascaba en el ambiente. Los galos eran mejores, llegaban con sorprendente facilidad a los dominios de Dida y acumulaban muchos más jugadores delante del balón. Pero en el 89' apareció el salvador para meter al Milan en semifinales. El balón de Shevchenko se negó a entrar circulando por la línea de gol. El esférico tenía que ser empujado por el ‘Pippo’ para aumentar así su leyenda de salvador habitual.

Además, siguiendo con el paralelismo entre el film y la jornada de anoche, la película de ayer también se merece los dos Oscars que se llevó Sospechosos Habituales. Por un lado, la estatuilla al Mejor Guión Original es, sin duda, para el Villarreal. Su historia en esta Champions es maravillosa y digna de ser llevada al celuloide. Que una ciudad de 48.000 habitantes tenga a su equipo entre los 4 mejores del continente europeo no es grande, es enorme. Contaba anoche Craioveanu en Digital Plus una anécdota de cuando él jugaba con el Villarreal en Segunda División. Cuando Roig llegó a la presidencia les dijo a sus jugadores que en tres años estarían jugando en Europa. Cuando el nuevo “presi” se fue del vestuario, la plantilla comentó entre risas: “este tío está loco”. El tiempo ha mostrado que no estaba, ni mucho menos, loco. El guión original escrito hace tres años por Roig se merece el Oscar.

La otra estatuilla queda bastante clara. El Mejor Actor Secundario fue anoche Pippo Inzaghi. Tras pasar por un calvario en forma de lesiones, el ariete italiano pasó a ser el cuarto delantero del cuadro rossonero tras Shevchenko, Gilardino y Vieri. Tras recuperarse de sus dolencias y tras la marcha de 'Bobo' al Mónaco, Inzaghi fue jugando minutos pero su papel en el equipo era casi testimonial. Ayer Ancelotti se agarró a su mística y Filippo no le defraudó. No estaría de más que Marcello Lippi le recuperara para el Mundial, aunque sólo fuera para jugar los tiempos de descuento.

Salvadores Habituales fue ayer la gran película de la jornada de Champions. Un film lleno de violencia (¿qué hace Materazzi jugando al fútbol?), mística y emoción. A ver qué película vemos hoy. El Oscar para el Actor Revelación queda claro que es para Cesc Fábregas, pero: ¿ganará el Barcelona el Oscar a la Mejor Película? ¿o será Ronald Koeman quien se alce con la estatuilla al Mejor Director? A partir de las 20:45 saldremos de dudas.

PD: Aunque es cierto que ayer tuvo una suerte loca, no hay duda que el AC Milan es el mejor equipo europeo del último lustro. Con el pase de ayer, el AC Milan lleva 4 semifinales de Champions League en las últimas 5 ediciones.

- Fotos1: carátula de Sospechosos Habituales

- Foto2:
Arruabarrena celebrando el gol de anoche

- Foto3: la locura de Pippo tras su gol salvador contra el Lyon

- Foto4: la plantilla amarilla que ha obrado el milagro

- Foto5: Inzaghi en una de sus celebraciones habituales

Videos

Resumen del Villarreal-Inter (www.futbolarte.com)



Resumen del Milan-Lyon (www.futbolarte.com)

1 comentario:

javi dijo...

muy buen post, me gusta la comparacion con la pelicula, es cierto inzaghi es la enesima vez que ha salvado al equipo. hoy por hoy yo le veo con nivekl para i r al mundial

un saludo