06 abril 2006

Menos Scottex y más baberos Menos Scottex y más baberos

No sé que ocurre en Barcelona. ¿Nos hemos vuelto locos o me he perdido algo? Qué si no jugamos bien, que si hemos sufrido ante el Benfica, que si los jugadores están agotados física y mentalmente, que si... Yo soy un culé pesimista y catastrofista que ayer, en el minuto 70, pensó que el Benfica iba a empatar a 1 con total seguridad. Aún y así, ahora mismo creo que soy de lo más positivo que hay en Barcelona. Se ha creado una bola de miedo que no acabo de comprender aunque todo indica a que se debe a esta extraña idiosincrasia de la masa culé de pasar de la euforia absoluta a la más enorme de las cagaleras.

Ayer el Barça pasó a semifinales 4 años después de travesía por el desierto europeo ¡y estamos acojonados! De sufrir, sufrimos, pero es que señores, eran los cuartos de final de la Champions League. ¿Qué el Benfica es un equipo flojo con una defensa de risa? Esa es la sensación, pero con la misma sensación se cargaron a Liverpool y a ManU y han sido apeados logrando ser uno de los equipos europeos con menos goles encajados en el torneo continental. Es que hasta parece que la eliminatoria ante el Milan esté ya perdida antes de jugarla. Qué si jugando así nos meterán 4 en San Siro, que si Simao no es Shevchenko, que si Kaká nos hará un ocho, que si... El partido de Milán nada tiene que ver con el del Benfica, la motivación no será la misma y, que nadie lo olvide, el equipo tampoco.

Para mí, una de las claves de este 'mini bache' de juego y resultados que ha pasado el Barça tras eliminar al Chelsea ha sido la baja de Leo Messi. Con el joven argentino, el ataque azulgrana se vuelve mucho más imprevisible y profundo. La defensa rival debe bascular hacia ambos lados para tapar también a Ronaldinho y con una circulación derecha-izquierda y viceversa rápida es cuando el Barça destroza a sus rivales. Además, Messi pasa a ser, junto a Ronaldinho, el segundo punta que baja a recibir abriéndole hueco a Belletti y liberando a Eto'o. Si os habéis fijado, con la baja de Messi y la entrada de Larsson el ataque del Barça se ha taponado por el centro. La banda derecha desaparecía por completo y el único juego exterior se desarrollaba por la izquierda. Con ello, la defensa rival basculaba hacia Ronaldinho y el ataque restaba atascado e inoperante. Ello propiciaba sincronismos peligrosos y poco fructíferos. En primer lugar, Ronaldinho, harto de verse rodeado, caía hacia el centro para participar más en el juego. En segundo lugar, Eto'o bajaba a recibir muy abajo y desaparecía en esos metros finales tan necesarios para el camerunés. Parecía que Giuly solucionaría el desbarajuste, pero en partidos caseros donde el equipo rival acumula una línea de 4 y otra de 5, el juego del galo pierde muchos enteros ante su falta de regate e improvisación. Por todo ello, y por el miedo escénico que provoca, el retorno de Messi es fundamental para que el ataque del Barcelona vuelva a ser demoledor. Y Messi ya está recuperado.

Otro punto que no hay que perder de vista es el número de bajas que, junto a Messi, ha asolado al equipo. Márquez, Edmilson, Motta y Xavi (más los dos partidos seguidos de Puyol) han sido ausencias muy importantes que han afectado al juego del equipo. Quitando la baja de Xavi (hace ya muchos meses que el de Terrassa no está) y la circunstancial de Puyol por acumulación de tarjetas, los otros tres son todos centrocampistas defensivos básicos en el planteamiento de Rijkaard. Sin su juego de contención el equipo ha debido multiplicar esfuerzos en la medular y ha perdido la frescura tanto en la velocidad del balón como en la creatividad en los metros finales. Ello ha propicionado que Deco haya jugado sus peores partidos desde que está en Barcelona. La misma sensación de mediocridad ha dado el juego de Van Bommel. Sin un creador nato como Xavi (siempre he dicho que Iniesta es más enganche que organizador) y sin un centrocampista de contención como Motta, Márquez o Edmilson, ha aparecido la peor cara de Deco y de Van Bommel que, además, han acumulado un cansancio que ha empeorado todavía más su juego. No es casualidad sino causalidad. Y los tres también están al caer.

Con todo ello quiero argumentar mi optimismo -en la medida de lo posible ante mi pesimismo crónico- de cara al futuro que nos espera. No hay nada mejor que llegar al último mes y medio de competición con los objetivos claramente cercanos. La Liga está prácticamente sentenciada y la Champions a 270 minutos. ¿La eliminatoria ante el AC Milan? Lo tenemos complicado tanto como lo tiene el equipo rossonero. Es un cruce al 50%, a cara de perro. Hay que dejarse los calzoncillos en los dos partidos, luchar, mover el balón, buscar las viejas piernas de los defensas rivales y contener el peligroso ataque de los Kaká, Seedorf, Shevchenko y compañía. En cierto modo, hay que jugar como lo hicimos ante el Chelsea.

Opciones intactas, recuperación de bajas importantes, buen clima, sol, luz hasta las 8 y media de la tarde. ¿De qué nos quejamos? El futuro es inmejorable, así que menos Scottex y más baberos, que lo bueno está por llegar.

---------------------------

El dato (a partir de hoy sección fija): El FC Barcelona es el único equipo europeo que puede alzarse con el doblete Liga-Champions League. Ni Milan, ni Villarreal ni Arsenal tienen opciones de ganar su Liga casera mientras los diferentes campeones virtuales de Liga, lógicamente, no pueden jugar en París.

El dato 2: Como ya apunté hace unos días, el Barcelona es el único campeón de Liga de la 2004-05 que todavía sigue vivo en la Champions League. Si esto fuera de verdad una Liga de CAMPEONES, deberíamos estar todos en Canaletes.

El dato 3: Con total seguridad habrá finalista inédito, pues es la primera vez que tanto Arsenal como Villarreal alcanzan una semifinal de Copa de Europa. Los dos ya han hecho historia, pero el que pase la agrandará todavía más.

----------------------------------

Foto1: Eto'o celebrando el gol de la tranquilidad ante el Benfica. (martiperarnau.blogspot.com)

Foto2: Messi entrenándose con total normalidad.

Foto3: el mexicano Márquez es una pieza básica en este Barça. ¿Por qué Laporta y los suyos todavía no le han renovado?

Foto4: Deco celebrando un gol con su temperamento característico.

-----------------------------------

Video resumen del Barça-Benfica (www.futbolarte.com)


5 comentarios:

Diego López dijo...

Totalmente de acuerdo. A día de hoy veo al FC Barcelona en la final fijo. A mí desde luego me da mejor sensación el equipo azulgrana que el rossonero. Ronaldinho es mejor que Kaká, Eto'o es igual de determinante que Shevchenko, Puyol no tiene nada que envidiar a ningún zaguero italiano, etc. Por lo tanto, subscribo lo dicho en tu artículo.

Pablo G. dijo...

Buenos datos los que aportas, y creo que el pesimismo que renace en Barcelona cada vez que se suman dos partidos peores es la herencia de las temporadas oscuras que empezaron a superarse hace 3 años

Ignasi Noguer dijo...

@Diego López

A eso me refiero exactamente. Nos acojonamos al escuchar nombres como Pirlo, Kaká, Seedorf, Shevchenko o Gilardino, pero es que en Milán temen a Puyol (le quieren fichar), Márquez (le quieren fichar), Deco, Ronaldinho, Messi o Eto'o. Y eso que no juega Xavi, que en Italia es considerado uno de los mejores del mundo.

@Pablo g.

Me ha comentado gente que fue al Camp Nou que el miércoles el ambiente fue el de las grandes ocasiones, pero a mí me quedó la sensación de 70 minutos de cagalera en las gradas. Creo que el recuerdo de la eliminatoria frente a la Juventus (1-2 tras una prórroga) estaba muy presente en la mente del aficionado.

Kypatri dijo...

Hola Ignasevich. En primer lugar, enhorabuena por el blog, está bastante completo, pero le veo una deficiencia: cierta falta de objetividad debido a tu fanatismo blaugrana.
Soy madridista, de los que aplaudiría si hubiera estado en el campo el tanto de Ronaldinho en el Bernabeú, pero ante todo, soy un seguidor del fútbol. El Barça es el mejor equipo que juega al fútbol de toda Europa, pero le veo un fallo, algo que le sucede a la mayoría de los conjuntos españoles (incluida la selección): sólo sabe jugar a una cosa: a tener el balón.
Puede sonar a antifutbolista, pero equipos como el Milán saben en muchas ocasiones a qué jugar: defender y desgastar al rival o al ataque de forma arrolladora.
Otro punto importante es el partido que saca uno y otro equipo de las jugadas de estrategia. Mientras que los italianos sacan un rendimiento excelso de estas jugadas, el Barça sufre en el juego aéreo y en las faltas directas Ronaldinho algunos días (como hace siempre Roberto Carlos) se empeña en tirar todas, en vez de recurrir a otras alternativas (Deco, Etoo, incluso larsson o Marquez).
Etoo es un jugador extraordinario pero le queda algo para llegar al nivel del gran "FantaSheva". Y Ronaldinho podría ser más desequilibrante si no se perdiera en filigranas que no tienen trascendencia (peca de lo mismo que el Madrid hace unos años), tal vez por eso, Kaká es más decisivo (Ronie no triunfaría en el Calcio).
El Barça tiene muchas cosas a su favor y muy buenas pero no debe descuidarse porque este equipo es un serio candidato al título por historia, jugadores y recursos.
Un saludo, espero que mi crítica la tomes como constructiva, no como nada de rivalidad madrid-barcelona. Creo que serás un magnífico periodista deportivo

Ignasi Noguer dijo...

@kypatri

En primer lugar, gracias por leer y opinar sobre el artículo en concreto y sobre el blog en general.

Sé que tu crítica es constructiva y soy consciente que en mis artículos se ve claramente mi afición hacia el Barcelona. Aún y así, pocas veces ensalzo al Barça pues mi obsesión crítica me lo impide. Mi idea de blog es crear un foro opinativo donde se hable del mundo del fútbol en general (no siempre hablo del Barcelona). Es por ello que la subjetividad es básica, más aún si partimos de la base que la objetividad no existe (este es otro debate que no viene al caso).

Por lo que refiere al artículo en concreto, estoy de acuerdo en que el Milán sabe a qué juega (es más, el Milán es mi segundo equipo y últimamente veo todos sus partidos). Son buenos en la estrategia y te crean una ocasión de la nada. Tienen una defensa veterana que hace dos años era la envidia de toda Europa. Tienen un creador nato como Pirlo y un destructor cmo Gattuso que se complementan a las mil maravillas. Seedorf le da sentido a la transición defensa-ataque y Kaká es un enganche elegante y con mucha clase. Arriba tienen un ataque demoledor con el gran Shevchenko y con Gilardino-Inzaghi. Además de todo ello, Ancelotti posee un banquillo enorme y de calidad con hombres como Kaladze, Ambrosini, Vogel, Serginho o Rui Costa. Pero este Milán, al igual que el Barcelona, tiene grandes virtudes, pero también grandes defectos. Es un choque de trenes sin favorito claro.

Por último, quiero comentar dos afirmaciones que haces con las que no estoy de acuerdo. Primero, te refieres a Shevchenko como FantaSheva. Creo que es una crítica hacia él. Sobre gustos no hay nada escrito, pero estamos hablando de un jugador que ha marcado 57 goles en la Champions League y que ha sido Capo Canioneri de un campeonato tan poco goleador como el Calcio (lleva un promedio de 24 goles por temporada). Además, ha llevado a su selección a un Mundial.
La segunda afirmación con la que no estoy de acuerdo es con la que dices que Ronaldinho no triunfaría en el Calcio. Ronaldinho hace filigranas porque es su forma de ver el fútbol, y las hará tanto en una pachanga como en la final de un Mundial. Kaká y Ronaldinho son incomparables, sobretodo si tenemos en cuenta que juegan en posiciones diferentes. ¿Quien es mejor? Cada uno es el mejor del mundo en lo suyo. Kaká aporta elegancia y templanza, Ronaldinho espectáculo y carisma (engancha al equipo y a la afición).

Nada más. Espero que me sigas leyendo y aportando tu granito de arena para que mi monólogo casi diario se convierta en un verdadero foro opinativo.

Saludos