26 abril 2006

Lehmann hunde el submarino Lehmann hunde el submarino

El despertar no ha podido ser más trágico. En el fútbol, como en todas las facetas de la vida, ser mejor y perder es siempre doloroso. Y si encima te quedas a las puertas una final de Champions League tras vapulear a todo un Arsenal fallando un penalti a 2 minutos del final, el batacazo contra la dura realidad es de órdago.

Objetivamente, el Villarreal ha sido muy superior al Arsenal de Henry, Cesc y Touré. Los discípulos de Pellegrini han cuajado un encuentro fantástico -especial mención para Javi Venta- y han logrado encerrar en su propia área a unos gunners que ya no sabían cómo perder más tiempo para acabar con el justito pero válido 0 a 0. Al final, la falta de pegada amarilla en los 180 minutos de eliminatoria ha acabado por hundir en la miseria al Submarino Amarillo. Y por ello, el incombustible Eboué, el coloso Touré (gol incluído) y el infranquable Lehmann han sido los grandes protagonistas de la eliminatoria.

Tardará tiempo 'Guille' Franco en borrar de su mente las ocasiones perdidas como pasarán meses hasta que Riquelme olvide las manoplas de Lehmann parándole el penalti de la prórroga y, quién sabe ya, si de la final soñada. La imagen de un Touré eufórico abrazando al meta teutón contrastaba con la mirada 'a ninguna parte' de Riquelme y con los ojos llorosos de un abatido Roig en el palco y de 23.000 seguidores en la grada.

En caliente, es lógico que en Villarreal estén de luto. Antes del encuentro, el sueño de París parecía más una ilusión imposible que un hecho tangible, pero la superioridad demostrada hoy ante el Arsenal ha aumentado el cardenal del trompazo final. Con el tiempo, en Villarreal se darán cuenta de lo que han hecho y recordarán la temporada 2005-06 como un logro y no como una derrota. Así es el fútbol, un deporte lleno de pasión, emoción, alegrías y penas en el que pocas veces vencen los mejores. Hoy ha caído el Villarreal, pero las imágenes de su extraordinaria andadura en esta Copa de Europa jamás desaparecerán de la mente de todos.

El dato: Esta es la segunda vez que el Villarreal se queda a las puertas de una final europea. Hace dos temporadas, el Submarino Amarillo cayó en las semifinales de la UEFA Cup ante el Valencia tras empatar 0 a 0 en El Madrigal y perder 1 a 0 en Mestalla (gol de Mista).

__________________________________

Fotos extraídas de www.marca.com
__________________________________

Video: el penalti de Riquelme (martiperarnau.blogspot.com)

2 comentarios:

Diego López dijo...

Grande Riquelme y más grande el Villa. El submarino ha conseguido que se me salten las lágrimas en el momento del penalti. Bueno han hecho un gran papel, pero mañana el Barça a por todas y luego en la final a humillar al rácano Arsenal.

Un saludo.

piterino dijo...

A mí también me ha dado mucha rabia y, sobre todo, mucha pena. En el partido de anoche, el Villarreal mereció , al menos, forzar la prórroga, pero no tuvo puntería. Nunca ha sido un equipo de mucha pegada, y sí de control de los tiempos del juego y de la pelota; anoche lo pagó.

En el global de la eliminatoria, veo un balance equilibrado; en Londres, el Arsenal fue mejor y mereció, incluso, haber venido con una renta mayor que la que trajo. Anoche, sólo un gol faltó para hacer justicia parcial, y es una pena porque, aunque se están haciendo las cosas muy bien en El Madrigal, uno nunca sabe cuándo volverá a presentarse una situación y una oportunidad así.