22 marzo 2006

De Barcelona a Londres pasando por Milan y Munich De Barcelona a Londres pasando por Milan y Munich

Dicen los que saben realmente de fútbol que el mercado futbolero se mueve de verdad entre febrero y mayo. Aunque las portadas de los medios escritos sólo se llenan de mercado en los meses veraniegos (por falta de otras noticias), la configuración de las plantillas, las listas de altas y bajas y las reuniones con los representantes de jugadores se llevan a cabo en primavera. Todo se va configurando poco a poco para, sobrepasado el 30 de junio, anunciar este fichaje o el otro. Además, este hecho se accentúa todavía más en los años de Mundial. Por un lado, porque el jugador en cuestión quiere ir a su selección sabiendo qué camiseta vestirá a partir de septiembre y, por otro lado, porque el club comprador desea fichar antes que una posible gran actuación de dicho jugador en el Mundial aumente la demanda y, con ello, el precio a pagar. Así pues, en estos momentos el mercado está en plena ebullición, las reuniones están a la orden del día y los rumores se disparan. En Madrid, tras el fiasco sufrido y sin nada en juego, la veda de nombres ya es todo un hecho. De momento se habla de técnicos. Cuando Ancelotti, Capello, Benítez, Wénger, Schuster, Del Bosque o el que sea diga el "sí quiero", empezarán las "listas de altas y bajas", "lo planes del técnico X" y las reuniones de verdad. En Barcelona, en cambio, las listas todavía están en fase embrionaria por el hecho de que el equipo aún tiene mucho que decir en la presente temporada. Todo son rumores que explotarán el día que el Barça gane la Liga y cuando termine su participación en la Champions League (ya sea por eliminación previa o por victoria o derrota final en Saint Dennis). Pese a todo, las reuniones ya se están llevando a cabo y los planes de futuro empiezan a ver un poco la luz. De momento, y digo de momento porque los rumores vienen y van a pasos agigantados, cuatro son los nombres en liza en el panorama mercantil azulgrana: Eto'o, Márquez, Deco y Larsson. Como veréis, el futuro azulgrana pasa por tres ciudades europeas: Londres, Milan y Munich.
Vayamos por partes.

En primer lugar, tenemos el futuro de Eto'o. Como ya habréis leído el Chelsea ha ofrecido 72 millones de euros por el jugador camerunés. Cabe indicar que, al parecer, dicha oferta no es ningún bulo pues varias fuentes la han confirmado. Peter Kenyon se lo hizo saber a Laporta en una reunión previa al Barcelona-Chelsea de Champions. Además, tal y como apuntó ayer Carazo (gran amigo de Eto'o) en la radio, el jugador camerunés ha hablado en varias ocasiones con Mourinho vía telefónica. Las respuesta de Laporta fue "Eto'o is not for sale" mientras Eto'o le decía a Mou que quería marcar una época en Barcelona. Pese a todo, a Abramovich se le ha metido entre ceja y ceja el camerunés y, ante los petrodólares del ruso, nada es descartable. Además, Laporta quiere a Henry en "su" Barça y con el francés justificaría (muchos, como yo, no lo aceptaríamos) la marcha del goleador del Barcelona al mismo tiempo que sanearía las vacías arcas culés. Todo este embrollo podría tener otro final si, finalmente, Abramovich logra su otro sueño desde que en 2003 compró el Chelsea: fichar a su gran amigo Shevchenko. Lleva años tras él y hasta le invitó a pasar unos días en su yate el pasado verano. En todo este lío de intermediarios también entra el otro equipo de Milán, el Inter, pues Moratti ha anunciado en la página oficial del club que el Inter desea contratar a Henry para la próxima temporada y, así, contrarrestar la posible baja de Adriano (esto último no lo ha dicho Moratti pero se intuye). El triángulo Barcelona-Londres (Chelsea, Arsenal)-Milán (AC Milan e Inter) está servido.

El segundo nombre en liza es Deco y pone sobre el tablero a Barcelona, Munich y Londres. Mourinho quiere al que fuera su discípulo en el Oporto en su Chelski y Laporta aprovecharía esta baja para traerse a Lampard. Se habla, incluso, se cambio de cromos. El público azulgrana ama a Deco y Laporta ve en Lampard la única solución al golpe moral. Todo se rompería (y espero que sea así) si, finalmente, Ballack acaba vestido de blue.

El tercer jugador con futuro incierto es Rafa Márquez. El mexicano que Rossell se trajo del Mónaco lleva dos temporadas espectaculares, pero Laporta sólo le da largas a sus intenciones de renovación. El Chelsea llamó a su puerta hace un mes y, tras las calabazas del mexicano por jugar en Inglaterra, el Milán ha entrado en escena. De momento el Barcelona guarda silecio pero siguen sin renovar a Márquez que, dicho sea de paso, se está hartando de esperar. En los últimos días ha sonado un viejo sueño azulgrana, Chivu. Si el rumano viene es porque Márquez vestirá de rossoneri.

Por último, el cuarto nombre en liza es el de Larsson. El sueco sí es seguro que se va en junio a su natal Helsinborg. Con la marcha del "matador" sueco, el Barcelona necestia un '9' que asuma un papel de suplente. De momento ha sonado Forlán. Aunque parezca descabellado fichar al pasado bota de oro para jugar de suplente, las buenas relaciones entre Barcelona y Villarreal (Riquelme, Reina, Belletti) podrían activar la operación. no olvidemos que el uruguayo ya jugó de suplente en el Manchester.

De momento, este es el parte del mercado azulgrana a 22 de marzo. Todo son rumores que hay que coger con pinzas. Yo sólo quiero, desde este foro independiente y poco leído, darle un consejo a Laporta y a su séquito que, dicho sea de paso, seguro que no leerán. "Cuando algo va bien, ¿por qué cambiarlo?". Por eso, la temporada que viene espero ver a Eto'o, Márquez, Deco, Ronaldinho, Messi, Puyol y Xavi levantando la tercera Liga consecutiva. Qué nadie dude que, si todos ellos continúan, el triplete está en camino.

2 comentarios:

J.J. Medina dijo...

Leí el otro día que Mourinho le había pedido a Abramovich llevarse al Chelsea a Márquez. No recuerdo ahora el medio donde lo leí, pero sí sé que desde Barcelona no ven mal la operación. ¿A cambio de qué? Ni idea, pero Lampard creo que no va a salir de Inglaterra a corto plazo, y menos a Barcelona.

Por la sencilla razón de que Lampard es la estrella del Chelsea y el equipo está hecho a su medida. Si llega a Barcelona, estará eclipsado por la figura de Ronaldinho, que le da mil vueltas en carisma al inglés.

Ignasi Noguer dijo...

Sí, es cierto que Mourinho ha pedido a Márquez para suplir la más que segura marcha de Carvalho, lo que ocurre es que el jugador mexicano dijo en rueda de prensa que no quería jugar en Inglaterra y que, si algún día abandonaba Barcelona, le gustaría probar en el fútbol italiano. En Barcelona no ven mal la operación, pero ya se sabe que hoy en día el que manda es el jugador.

Por lo que refiere a Lampard, yo tampoco veo muy factible que vista a corto plazo la zamarra azulgrana, pero hay varias circunstancias que podrían activar la operación. En primer lugar, si Lampard se va del Chelsea, sería para jugar en el Barça (tiene una casa en Barcelona, le encanta la ciudad y su novia es catalana y culé). Además, últimamente no se lleva bien con Morinho. De todos modos, sólo si Deco se fuera al Chelsea o con los posibles 76 millones que pagarían los blues por Eto'o, se podría llevar a cabo la operación Lampard. Por otro lado, yo no veo problemas de carisma con Ronaldinho, pues Lampard ya ha asegurado varias veces que le encantaría jugar con el Gaucho.

Saludos