01 agosto 2007

EMD y Sport siguen a lo suyo EMD y Sport siguen a lo suyo

Parece mentira que digan que son del Barça. Desde hace ya demasiado tiempo, El Mundo Deportivo (EMD) y Sport están librando una batalla mediática que no ayuda en nada al porvenir del conjunto azulgrana. Lo cierto es que se me escapa el origen de dicha lucha, aunque intuyo que todo viene a raíz de la marcha de Rossell de la cúpula directiva encabezada por Joan Laporta.

La disputa es lógica desde el punto de vista económico. A parte del consumidor de El 9 Esportiu de Catalunya, diario escrito en catalán que, por cierto, cada día atesora más lectores, Sport y EMD se reparten el pastel del consumidor de prensa deportiva proculé, en este caso escrita en castellano. Hasta ahí todo correcto. La competencia debería ser buena, pues su repercusión lógica sería un intento por parte del medio para mejorar el producto y así diferenciarse del competidor y obtener el beneficio del consumidor en el quiosco. Pero esta lógica empresarial parece ser que no se cumple entre estos dos medios que, ante la supuesta división interna del club, han optado por posicionarse y tirar piedras continuas al otro lado del muro. Así, los mismos hechos son tratados con una disparidad informativa tan diferente que asusta. Y lo que es peor, que aturde y confunde al lector que, como es mi caso, lee cada día el máximo de prensa deportiva. La confusión lleva a la incredulidad, uno de los vocablos más nocivos para un medio informativo.

El tarro de las esencias de esta lucha sin cuartel se destapó tras la negativa de Eto’o de saltar al césped del Camp Nou el día del Racing. EMD publicó “El caso Eto’o” mientras que el Sport decía “No hay caso Eto’o”. Por la tarde, rajada del camerunés en Vilafranca y Sport vuelve al día siguiente con “ahora sí hay caso Eto’o". A partir de ese momento la lucha se encrudeció. Mientras EMD elogiaba a Ronaldinho y cargaba contra la actituda egocéntrica del camerunés, Sport hacia lo contrario, contaba los días de gimnasio del brasileño y alababa el espíritu y la entrega del amigo de Carazo. Y así con todo. Para los columnistas y escritores de Sport, con Mascaró a la cabeza, Eto’o es maravilloso y Laporta el mejor presidente de la historia del club. Para EMD, en cambio, Eto’o es la piedra angular de todos los males, mientras que Ronaldinho y Deco son los verdaderos cracks artífices de los éxitos. Y así cada día mientras el Barça, el epicentro del porvenir de ambos medios, disputaba partidos que parecían lo menos importante de todo.

Ayer, por ejemplo, toda la prensa deportiva recogía unas palabras de Deco al tabloide británico The Sun -un diario que en otras ocasiones se tiene en poca consideración por su claro color amarillo- en las que éste afirmaba que si el Barça no contaba con él vería con buenos ojos aterrizar en el Chelsea. Hoy, EMD recoge una entrevista “en exclusiva” al 20 azulgrana en la que Deco afirma que en ningún caso quiere irse, sino que nunca estará en un equipo que no cuente con él. Al otro lado, el Sport se pregunta ¿Qué pasa con Deco?, y antetitula, en la web, “peligra su titularidad y se deja querer por el Chelsea”. Aún hay más, Miguel Rico escribe una columna en Sport titulada El mercado (de Deco) no cierra nunca en la que, entre otras cosas que podéis leer en el enlace, afirma:

Oficialmente no hay caso. Deco es intransferible. Extraoficialmente, lo hemos dicho muchas veces y lo decimos una más, se aceptan ofertas por el portugués. La explicación a la aparente contradicción, es sencilla: si el Barça admitiera que quiere desprenderse del jugador, la cotización de Deco se devaluaría hasta límites inadmisibles. Por tanto, la estrategia del club es absolutamente lógica. Mientras no llegue una oferta razonable, el futbolista en cuestión no tiene precio. El jugador, sin embargo, conoce perfectamente su situación real y, por eso, de vez en cuando, habla de su futuro con la ambigüedad suficiente para que le entienda quien debe entenderle. El mercado. Y el mercado sabe que, ahora mismo, Deco no es una prioridad para Rijkaard...

Mientras, en EMD, Josep M. Artells, en una columna titulada Espíritu ganador, dice todo lo contrario:
...Rijkaard, en este proyecto de fútbol-arte contundente que quiere proponer este año, cuenta con una pieza fundamental: Deco, el espíritu del Barça ganador. El mediocampista portugués llegó para vencer y ha vencido hasta a sus miserables detractores. Su rendimiento fue tan alto en las Ligas y la Champions conquistadas que cuando baja el ritmo se echa en falta su mejor versión. Pero Deco es de los futbolistas con carácter que todos quieren tener en su equipo porque forma parte de la rara tipología de cracks que aúnan talento, fuerza y liderazgo. Ahora los barcelonistas se relamen imaginando al orfebre Deco y al valladar Touré Yaya siendo parte del cuadro que tiene Rijkaard en su cabeza. Deco, en forma, es tan indiscutible como Ronnie o Eto'o. Por eso es muy positivo que Laporta haya roto la norma de responder a la prensa sensacionalista para advertir que el Barça no le vende y que cuenta con él porque aún puede aportar mucho.

Señores Rico y Artells, alguien puede explicarme cómo puede ser que dos periodistas que conocen a la perfección el entorno azulgrana y que tienen fuentes privilegiadas traten un hecho de importancia suprema en el “mundo Barça” con tal disparidad. ¿Están diciendo lo que saben o están diciendo en clave informativa lo que a ustedes o a sus medios les interesa? Es cierto que son columnas de opinión, pero sus argumentos surgen de ítems puramente informativos. Uno afirma que Deco no es una prioridad para Rijkaard y el otro que Deco es una piedra, ya no importante, sino ¡fundamental! en el esquema del técnico. Está claro que algo falla y, lo peor de todo, que el lector de ambos medios se hace un lío importante que lleva, o bien a postularse por uno de los dos bandos (¿pero no somos todos del Barça?), o bien por no creerse de la misa la mitad (incredulidad total).

Mientras, en Madrid, como también hacen los medios azulgranas con todo lo que envuelve al equipo merengue, juegan a contaminar. Venden la idea que tanto crack llevará al Barça a la hecatombe, que la galactización del vestuario llevará a los celos y al fin del éxito, pero en cambio no paran de vender que media plantilla culé tiene ofertas para abandonar el barco. Es más un deseo que una realidad que vuelve a llevar a la incredulidad. Si fuera por As y por Marca, Deco ya estaría en Londres (para el Sport también), Messi en el Inter, Ronaldinho en Milán (para el Sport también), Eto’o en Liverpool (para EMD también), Márquez en el Atlético (para el Sport también) e Iniesta en el Bernabéu. De ser así, ya no habría galácticos y el Barça sería, como el Madrid, un conjunto sin estrellas y, por lo tanto, un bloque sólido y compacto favorito a ganarlo todo.










------------------------------------

6 comentarios:

CALIGULA dijo...

Te parece un intercambio de links?
Confirmame.

Saludos de Buenos Aires.

ignashevich dijo...

@calígula
intercambio de links confirmado. Saludos desde Barcelona y gracias por entrar en tarjeta roja.

CALIGULA dijo...

Confirmado.
Saludos.

ALEJANDRO BARRERO dijo...

Me bastó leer los dos primeros párrafos para entender (confirmar) lo que sucede. Me da asco y hasta el día de hoy leí Mundo deportivo. Sport no lo miro. Gracias. ¿Como funciona tarjeta roja?

Bar del Culé dijo...

En mi blog también hay una cierta caza de brujas por parte fundamentalmente de grupo godo, y sobre todo por 'el otro profeta' llamado Arús. Un personaje bastante siniestro que debería estar fuera del mundo periodístico culé, de hecho lo esta, pero tiene su propia tv para poder meter carnaza en can barça. Este que tan culé dice ser, me gustaría saber si no es de otro club de la ciudad.

Saludos!

Anónimo dijo...

Penosa la guerra que mantienen estos 2 diarios.Yo ya hace tiempo que directamente no me creo nada.
Lo peor de todo es que mucha gente se lo cree.
Aqui dejo un video que esta colgado en youtube precisamente de esto,del Sport contra Deco.
http://es.youtube.com/watch?v=L-7yv4m-dtI