27 junio 2008

Deutsche Fußballnationalmannschaft, otra vez Deutsche Fußballnationalmannschaft, otra vez

[artículo aparecido en el blog YOYALODIJE, el día 26/06/08]

Otra vez y por sexta vez, la Mannschaft disputará la final de una Eurocopa. Será en el mítico Ernst Happel de Viena (Prater para los amigos). Enfrente estará o España o Rusia, o lo que es lo mismo, una buena noticia para Alemania. Y es que ambas selecciones necesitan el balón para jugar. Todo lo contrario que los TeuToones, que sufren con la pelota en los pies y aniquilan a sus rivales con el otro fútbol: potencia física y eficacia de cara al gol. Los de Joachim Löw no quieren la pelota más que para lo estrictamente necesario: feroces contragolpes, chutes lejanos, balonazos a la olla con segunda, tercera o cuarta jugada y balón parado. No quiero decir con ello que la selección teutona sea favorita, pero la historia la delata.

De las 12 ediciones anteriores, Alemania no ha participado en dos (1960, 1964), no se ha clasificado en una (1968), ha caído en la primera fase en tres ocasiones (1984, 2000, 2004), ha caído en semifinales una vez (1988), ha sido subcampeona en dos ocasiones (1976, 1992) y ha campeonado tres veces (1972, 1980, 1996). De cada 4 Euros, gana 1, siendo el combinado con más títulos (3) y, lo que es más importante, lleva una progresión francamente buena (finalista en el Mundial 2002 y tercera clasificada en el Mundial 2006). Además, el proyecto de Löw no es nuevo, sino la continuación del buen trabajo realizado antes por Klinsmann que sólo Italia (quién sino) pudo erradicar aplicándole a la receta teutona dos tazas de desgaste físico y eficacia goleadora.

Lo cierto es que Alemania no ha disputado un campeonato excelso qué digamos. Ganó sin brillo a la peor selección del torneo (2-0 a Polonia), perdió merecidamente ante una muy superior Croacia (grande Modric y, sobre todo, grande Bilic), venció de nuevo con muchísimas dudas y gracias a un trallazo de Ballack a la segunda peor selección de la Euro (1-0 a Austria). Luego, en cuartos, cuajó su mejor partido (tampoco maravilloso) para eliminar a Portugal. La artillería pesada made in Germany se comió al vedettismo tiquitaquero portugués y Ricardo hizo el resto. Y ayer venció a una mermadísima Turquía que, digámoslo, fue superior con cuatro cañas. Dominó el tempo y el juego, hizo correr los culos gordos de Metzelder y Mertesacker como nunca habían hecho, sacó lo peor de Lahm, borró a Ballack y ató los balonazos a Klose. Y perdió. Una internada por banda de Podolski, una cantada de Rustu y una jugada de tiralíneas con Kazim Kazim por el suelo bastaron. Alemania tiró 3 veces entre palos y marcó 3 goles. Ni siquiera el poderío turco en los últimos minutos pudo con ellos.

Como muchos decís por aquí (y estoy de acuerdo), Alemania tiene poco fútbol. Cierto. Su punto débil está en el entramado defensivo: portero pésimo (Lehmann), centrales lentos y descoordinados (Metersacker, Metzelder), lateral zurdo portentoso en el ataque pero desubicado en tareas defensivas (Lahm) y dos mediocentros destructores poco kaisers y sin salida de balón (Rolfes, Frings -Todo hay que decirlo, el toque lo aporta Schneider, que está lesionado. Hitzlsperger me gusta más, pero es demasiado irregular-). Resultado: en 5 partidos (con Polonia y Austria incluidas) le han chutado 65 veces y le han marcado 6 goles. ¿Y qué coño hacen estos en la final?, os preguntaréis. Sí, es una interrogación lógica con respuesta fácil: la pegada. Esta Alemania es el fiel reflejo del actual Bayern de Munich (equipo al cual el Zenit vapuleó, por cierto). Mientras algunos equipos se preocupan por el virtuosismo en el juego y en la búsqueda del delantero que haga de todo menos marcar (vive Adebayor), Alemania apuesta por el pegadismo ilustrado. Klose aporta movimientos inteligentes y gol fácil, Podolski sorprende por su juego de falso extremo (Txiqui, aquí tienes lo que buscas) con altas dosis de eficacia en el gol y en el contraataque, Ballack tiene entrega, recorrido, balón parado, juego aéreo y llegada desde atrás y, por último, Schweinsteiger, el jugador de moda del fútbol alemán, es un todocampista de manual. Garra, lucha, movilidad, gol, técnica, descaro… una delicia. Ah, y otra cosa más, esta Alemania no depende del Müller o del Klinsmann de turno, viva Italia y su Luca Toni negado. Podolski (3), Ballack (2), Klose (2), Schweinsteiger (2) y Lahm (1) han marcado en los 5 partidos disputados.

No caeré en el topicazo de Lineker pero sí en otro que me parece más cierto y apropiado: en el fútbol lo que importan son los goles. Alemania, hoy, es uno de los combinados con mayor pegada del fútbol internacional. Eso sí, es una versión BETA de lo que puede llegar al mundial de 2010. A la que Löw meta bajo palos a Adler, encuentre un central marcador en condiciones y dé con el mediocentro de toque necesario, esta selección será 100% alemana: eficaz, potente, corrosiva y, sobre todo, imparable. De momento estarán el domingo en la final. Algunos necesitan ser los mejores para intentar ganar (España, Holanda, Portugal), otros, en cambio, prefieren ser peores y levantar trofeos.

La gallina de piel: la peazo Eurocopa que estamos viviendo con partidazos de auténtico lujo. Después de las dos tristes ediciones anteriores, se ha recuperado la magia que envuelve estos torneos. Sólo me han faltado ver goles desde fuera del área.

Hay que sejir trafajando: el ridículo que hizo ayer la UEFA, o quién sea el responsable, con continuos cortes en la señal internacional de televisión en medio de una semifinal.

El dato: Alemania pierde la final de la Eurocopa cada 16 años. Perdió la primera en 1976 frente a la Checoslovaquia de Panenka. Tras dos entorchados, fue derrotada por Dinamarca en 1992 (1976+16). Y sí, llega la Euro 2008 (1992+16) y Alemania está ahí, en la final, esperando afianzar su derrota en la final de la próxima Eurocopa de 2024.

Apunte fotográfico: la chica celebrando un gol de la foto no es otra que Birgit Prinz, estrella alemana y mundial del fútbol femenino.

Apunte audiovisual: os dejo con el videoclip del grupo alemán Sportfreunde Stiller y su canción "'54, '74, '90, 2010", que hace referencia a los mundiales ganados por Alemania y al futuro campeonato de 2010. La crearon para el pasado Mundial bajo el título de "'54, '74, '90, 2006", pero ante el no éxito de Alemania, le han cambiado el título: http://www.youtube.com/watch?v=lCG7DRNM8zw

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hemos creado un Foro para que todos podamos Hablar de fútbol, de baloncesto, de todos los deportes, sin dejar a un lado la politica, el cine, la literatura, etc. Registrate, seremos muchos dentro de muy poco. Espero que tengamos muchos usuarios dentro de poco. La direccion http://futbolmundial.activoforo.com/index.htm, espero que pasemos grandes momentos.

Un abrazo

Emili dijo...

Igna

Alemania fíjate que desde el año 1996 está en plan segundón cuando es una selección que no está acostumbrada a tales avatares. De hecho, antes de esta fecha habia conquistado la nada desdeñable cifra de 6 campeonatos ( tres eurocopas y tres mundiales) .

Pero mira, dicen por ahí que el futbol como todo en la vida funciona a base de rachas... desde luego muchos quisieran para sí el papel "perdedor" de Alemania, un equipo que siempre, ya sea jugando mejor o peor (y ciertamente a veces sin saber como), te la encuentras en la pomada por los grandes títulos.

ignashevich dijo...

@ emili

Eso eso. Portugal, Holanda, Francia y hasta Croacia... tenían mejor equipo que Alemania, pero ahí estaban ellos para plantarse en la final. Lo mismo ocurrió en 2002. Equipo mediocre y llegaron a la final ante la Brasil de Ronaldinho, Rivaldo y Ronaldo y sin Ballack. Eso va en el gen de la selección, son competitivos y suplen sus carencias técnicas con otras virtudes.

Antonio Caballero dijo...

alemania siempre será alemania...viene gente nueva como TASCI...me gusta tu blog...

http://detallesdelbalon.blogspot.com/

saludos

TRABOOX dijo...

lo melor dl futbol de inglaterra es el livelpool claro qe el mejor del mundo es COLO-COLO disculpen me los xhxnxos o los fracasados qe tienen x nombre UNIVERSIDAD DE MADRES